Gema Igual: «El reto de Santander es la descentralización de la actividad turística hacia nuevas zonas de interés para el visitante»

Redacción Turium | 13 Dic 2022


Hablamos con Gema Igual, alcaldesa de la ciudad de Santander, sobre la planificación estratégica del territorio, el futuro del turismo virtual y del modelo de gestión para posicionar a la capital cántabra como un destino de referencia en excelencia turística.

 

A las puertas de un nuevo año. ¿Qué retos turísticos se plantea la ciudad de Santander para 2023?

Nuestro término municipal abarca un territorio muy especial, en el que conviven distintos tipos de suelo y usos, desde el casco urbano consolidado, hasta acantilados y praderíos. Por este motivo, la estrategia de desarrollo turístico aborda retos característicos de destinos de costa, de destinos urbanos, como capital de Comunidad Autónoma, y retos comunes a destinos rurales y naturales, al contar en su término municipal con una gran franja litoral, con destacadas formaciones geológicas. Nuestros principales objetivos persiguen la desestacionalización de la demanda, la diferenciación de la oferta turística o la desconcentración de la actividad hacia nuevas zonas, apoyándose sobre productos estratégicos, como el turismo MICE, el gastronómico, la oferta cultural única o el entorno natural costero que delimita tres cuartas partes del perímetro municipal.

La planificación estratégica del turismo, directamente relacionada con el desarrollo de la ciudad, será la clave para lograrlo. En este sentido, nuestro principal desafío será la ejecución del Plan de Sostenibilidad Turística, que ha sido beneficiado con 4 millones de euros de fondos Next Generation, que permitirán potenciar de una forma más verde y natural la gran zona norte litoral Costa Quebrada de Santander.

Además, seguiremos trabajando en la ejecución de las medidas del II Plan de Actuación Turística con acciones en materia de accesibilidad turística, de la mano de entidades especializadas como PREDIF; mejorando la señalización; apostando por la diversificación del producto; apoyando al puerto en la promoción de los cruceros de lujo; y creando nuevas rutas y productos y experiencias turísticas.

 

Para conseguir estos ‘retos’ será fundamental la colaboración público-privada. ¿Cómo se articula está relación en su ciudad?

La colaboración público privada es, y seguirá siendo, la seña de identidad del trabajo del Ayuntamiento en materia de política turística. Trabajamos intensamente con el sector a través de convenios e iniciativas conjuntas que hacen que apostemos de forma unívoca y compartida con el sector privado por la gobernanza del destino, como clave para su desarrollo y por la sostenibilidad y la accesibilidad, que son dos elementos indispensables para el futuro del turismo. A través de la Empresa Municipal de Turismo del Ayuntamiento, pronto pondremos en marcha un sistema de trabajo más directo con las empresas del sector, para profundizar en la co-gestión del desarrollo turístico y la toma de decisiones bajo un modelo de gobernanza del turismo cada vez más eficiente.

 

¿Cómo cree que ha cambiado la relación del visitante con la ciudad tras la pandemia?

Creo que los visitantes aprecian más los espacios abiertos y la ausencia de masificación y por ello Santander ha resultado muy beneficiada en el turismo post pandemia, dado que nuestra oferta turística es de calidad y no tanto de cantidad. Pasear por Santander es muy cómodo, no existen aglomeraciones y la oferta cultural, turística, gastronómica y de experiencias está muy bien organizada. Además de ello, hemos detectado un crecimiento de las visitas fuera de la temporada estival, contribuyendo a la desestacionalización de la demanda, uno de nuestros principales objetivos. La oferta de experiencias en Santander es cada vez más interesante para el visitante durante todo el año, algo en lo que estamos trabajando desde el conjunto del ayuntamiento.

 

El turismo virtual está creciendo a pasos agigantados. ¿Qué medidas está tomando al respecto su administración? ¿Ya existen lugares en Santander que se puedan visitar virtualmente?

Estamos trabajando activamente en desarrollar este aspecto desde nuestro proyecto Smart Citizen, que culminará el próximo año 2023, y que contempla iniciativas muy positivas para los visitantes como la tarjeta ciudadana, con numerosas ventajas, además de una oferta turística ‘ad hoc’ en función de sus preferencias.

Existen muchos lugares que se pueden visitar virtualmente, como el Palacio de la Magdalena y, en nuestra página de turismo ofrecemos tanto a los visitantes como a las empresas, numerosos recursos para conocer la ciudad a través de vídeos, fotografías, recorridos 360º, etc.

Aunque todavía es pronto para desvelar detalles, también estamos haciendo un acercamiento hacia nuevos proyectos de digitalización de recursos, notablemente dentro del Plan de Sostenibilidad Turística, en los que desarrollaremos experiencias de realidad virtual, realidad aumentada, ya más comunes en destinos inteligentes, y también exploraremos el metaverso.

 

¿Qué tres ‘hitos’ del turismo de naturaleza no se puede perder el visitante?

Tenemos la suerte de vivir en un entorno natural de excepcional valor geológico y paisajístico, al que se suma el reto de la gestión de su biodiversidad. Gracias al trabajo de distintas áreas municipales, contamos con espacios naturales clave, como el Parque de Las Llamas, uno de los humedales urbanos más importantes de España, con una oferta ornitológica excepcional. En este espacio, integrado en el caso urbano, se han llegado a observar hasta 150 especies de aves, la mayoría migratorias, una cifra récord para un entorno urbano.

Contamos además con la Bahía de Santander, miembro del Club de las Bahías más bellas del mundo, que, al abrigo del Mar Cantábrico, favorece la práctica de numerosas actividades náuticas y turísticas durante todo el año, como la vela, el windsurf, el paddlesurf, los paseos en barco o el surf en las playas del Sardinero o La Maruca.

Y, el tercero, las sendas costeras que transcurren a lo largo del litoral, desde el Parque de Mataleñas, el Faro de Cabo Mayor y la franja norte, coincidente con el trazado santanderino del Parque Geológico de Costa Quebrada, que alcanza hasta la Virgen del Mar, pasando por los barrios de Cueto, Monte y San Román.

 

¿Qué tres reclamos culturales imprescindibles ofrece la ciudad?

Actualmente, una de las joyas de la ciudad es, sin duda, el Palacio de la Magdalena, espacio museístico e importante sede de eventos y congresos; el Centro Botín, sede de importantes exposiciones y actividades culturales de todo tipo, que acercan el arte contemporáneo a todos los públicos; o la colección ENAIRE, en las naves de Gamazo, una zona revitalizada de la ciudad, que ofrece espacios para el esparcimiento y disfrute al aire libre también.

A estos proyectos actuales, habrá que sumar próximamente otros hitos culturales de alto nivel, que no puedo dejar de mencionar, como el Espacio Pereda, de la Fundación Banco Santander, o el Reina Sofía y la colección del Archivo Lafuente, que fijará su sede en Santander.

 

¿Cuáles son las ventajas cualitativas de Santander como foco turístico respecto al resto de capitales del norte?

El tamaño de la ciudad, que la hace cómoda y transitable, en transporte público, en bicicleta o paseando… Nuestro agradable clima, la excelencia turística, la calidad gastronómica, la rica oferta cultural y de ocio, la belleza paisajística y patrimonial. ¿Qué le voy a decir yo? ¡Santander lo tiene todo!

 

¿Qué ciudades europeas, o españolas, son un referente o ejemplo para sus nuevas estrategias turísticas?

Hay excelentes ejemplos en todo tipo de destinos, grandes o pequeños, de estrategias o, incluso, de pequeños proyectos, por lo que tratamos de estar al día de las iniciativas, en particular, de las desarrolladas por “compañeros” de espacios colaborativos, como los destinos de la Red de Destinos Turísticos Inteligentes de España, de la que formamos parte, en la que están, por ejemplo, Benidorm, Málaga, San Sebastián o Valencia, todos impulsando iniciativas interesantes, o destinos europeos como Helsinki, capital de turismo inteligente de Europa, Burdeos, Lyon o Gotemburgo, que también presentan iniciativas de turismo inteligente.

 

Recomiéndanos 3 lugares fuera del circuito turístico tradicional que bien merecen una visita

Invitaría al visitante a perderse por los rincones de la ciudad y descubrir espacios urbanísticos adaptados, con importantes obras de accesibilidad, escaleras mecánicas o el Funicular del Río de la Pila, desde el que tenemos unas vistas espectaculares; visitaría el Mercado de la Esperanza, que además de estar en un edificio proyectado en el siglo XIX, en estilo tradicional de la revolución industrial, conserva el encanto del comercio local y el producto de kilómetro cero; y, finalmente, no dejaría de visitar barrios de tradición pesquera, con excelentes restaurantes, como el Barrio Pesquero, con su pequeño puerto, o La Maruca.

 

¿Cuál será su próximo viaje?

Por cuestiones laborales, Madrid es mi próximo destino. Afrontamos los últimos cinco meses de una legislatura, que ha sido muy complicada por el parón de la pandemia. Así que no tengo a la vista ningún viaje que no sea de trabajo en representación del Ayuntamiento de Santander.

No obstante, si tuviera que viajar por placer y pudiera elegir destino, visitaría un destino comprometido con la sostenibilidad, que preserve la calidad de vida de sus ciudadanos y que apueste por un modelo de gestión inteligente, donde se ponga al visitante y al residente en el centro de las políticas públicas, para favorecer la convivencia y ofrecer experiencias de calidad.