Málaga y Santander: dos ejemplos de éxito turístico

Oct 19, 2021 | Noticias

Málaga y Santander son dos ejemplos de buena praxis turística. Y las cifras así lo corroboran. Sus alcaldes han hablado en Turium Madrid 2021 de las claves de su éxito.

¿Qué hace que una ciudad destaque turísticamente por encima de otra? ¿Qué herramientas utilizan para conseguirlo? ¿Cómo se transforma una ciudad hasta convertirla en un epicentro turístico nacional e internacional? ¿Cómo se han reinventado turísticamente Málaga y Santander, a partir de una idea? Gema Igual, alcaldesa de Santander, y Francisco de la Torre, su homólogo malagueño, han contestado a estas preguntas en Turium Madrid 2021, el primer foro internacional del turismo de excelencia que se celebra en España.

«En Santander nacimos al turismo atendiendo a la Familia Real y ahora, más de un siglo después, estamos pensando en la sostenibilidad y la desestacionalización –apunta Gema Igual, alcaldesa de la capital cántabra–. Hoy somos una ciudad con la historia y la cultura como principales polos de atracción, y eso crea empleo y negocio. Para llegar a este punto lo hemos conseguido trabajando en red, unidos y aprender de quienes lo han hecho antes, como Málaga».

Para Francisco de la Torre, la colaboración público-privada es el eje en el que tiene que fundamentarse la transformación de las ciudades hacia un modelo de turismo de excelencia. «Fue hace 20 años cuando Málaga se planteó sumarse, de verdad, al turismo de calidad. En este tiempo hemos recuperado edificios, hemos creado eventos y sedes culturales de primer nivel y, especialmente, hemos recuperado espacio para el peatón. Y para todo eso ha sido esencial la colaboración con la iniciativa privada».

Para convertirse en imanes turísticos, tanto Igual como De la Torre creen que el tamaño medio de sus respectivas ciudades ha facilitado mucho la tarea.  «Las ciudades de tamaño medio  tenemos mejores oportunidades que las grandes, que son más incómodas –apunta Francisco de la Torre-. Las nuestras son más sostenibles, y hay que conservar sus características». La alcaldesa de Santander opina lo mismo:  «Tras la pandemia nuestras ciudades tienen más fortaleza, porque la gente no quiere masificaciones. En Santander, como en Málaga, todo es más amable, hay más seguridad y es más sostenible. Y eso hace que nuestros turistas sean más fieles».

Otro punto en el que coinciden ambas ciudades es su vocación cultural. «El centro Botín es nuestro producto cultural estrella y en 2023 cuando Banco Santander traslade allí sus colecciones de arte, será un hito de valor incalculable para la ciudad», apunta Gema Igual. Y en Málaga es evidente que la apuesta por la cultura está en el ADN de su atractivo turístico, con la apertura, sucesivamente de hitos como el Museo Picasso, el Museo Carmen Thyssen, el Centro Pompidou o la Colección del Museo Ruso de San Petersburgo.

Está claro que uno de los ámbitos de especialización de ambas ciudades es la cultura. ¿Pero en qué otros aspectos tienen puesto el foco turístico?

«Nuestro trabajo para la atracción turística abarca tres ejes: cultura, movilidad sostenible y tecnología –apunta Gema Igual–. Buscamos un turista internacional, con intereses culturales y posicionarnos dentro del entorno de la ‘España verde’. Ahora mismo, el 80% de nuestro turismo es nacional y nuestra intención es voltear esas cifras».

Para Francisco de la Torre, esa atracción de turistas a tu ciudad empieza por seducir a sus propios vecinos. «Para atraer a turistas de fuera, primero tienes que atraer a tus vecinos, y ellos ejercerán de embajadores de su propia ciudad -apunta-. La cultura y el patrimonio de la ciudad tienen que ser un orgullo para nuestros conciudadanos y también elementos de atracción para el visitante. Pero esas no son nuestras únicas líneas de trabajo. También están la accesibilidad, la naturaleza y, por supuesto, la gastronomía. Si mejoras eso para tus ciudadanos, eso servirá también de atractivo para los visitantes».

¿Y el futuro? ¿Por dónde transitarán Málaga y Santander para seguir atrayendo a un turista de calidad y alta capacidad económica?

«El límite de nuestra acción, como siempre, es el económico -apunta el alcalde malagueño- Por eso hay que fomentar la colaboración público-privada, para poder seguir haciendo más«.