Graciela Blanco, viceconsejera de Turismo de Asturias: en busca del Paraíso Natural

Mar 29, 2022 | Personajes

 

La postpandemia en Asturias, a diferencia de otras regiones, ha sentado ‘bien’. El pasado julio la ocupación de sus alojamientos turísticos alcanzó el 72%, y en agosto se disparó hasta el 92%. ¿Qué razones, a su juicio, explican esa buena campaña estival?
Ha sido más que una buena campaña estival. Los buenos datos han continuado en otoño y ello nos ha permitido cerrar el  segundo semestre del año superando las cifras prepandemia al registrar un 0,7% más de turistas y un 7,2% de incremento en pernoctaciones sobre 2019. Si en 2020 Asturias fue el destino preferido, en 2021 lo fuimos aún más con incrementos superiores al 40% en turistas y estancias.

¿Podría decirse que Asturias «inspira confianza»?
Asturias ha sido el refugio para quienes buscaban bienestar, naturaleza, espacios abiertos y, quienes no nos conocían, se encontraron también con un clima moderado y agradable, con una hospitalidad reconocida, con una cocina de paisaje ante la que solo cabe rendirse… Asturias inspira confianza, en efecto, pero sobre todo cumple con su promesa de ser el paraíso natural.

Hace unos meses se presentó la nueva estrategia de turismo de Asturias, que abarca hasta 2030, fijando un objetivo de que el turismo sea el impulsor sostenible de la economía y la sociedad asturianas. ¿Qué líneas presenta ese plan?

Cuando hay un trabajo previo que ha hecho de Asturias un destino turístico privilegiado, sólo debíamos abundar en ese camino incorporando todos aquellos aspectos que nos hagan seguir siendo mejores.  La Estrategia de Turismo de Asturias 2020/2030 apuesta por reforzar la desestacionalización, por impulsar la digitalización para mejorar la eficiencia, por aplicar la inteligencia turística, por mejorar los procesos para optimizar la producción turística y por el equilibrio social, económico y territorial. Todo ello bajo el compromiso que, desde la década de 1980, ha sido nuestra seña de identidad: la sostenibilidad como eje central del modelo turístico.

Además de un producto general (Destino Asturias), la región dispone de otros productos de nicho para una demanda más especializada. ¿En qué consisten?

Nuestra estrategia turística ha sido capaz de escalar de forma acertada los distintos niveles de intensidad que debemos aplicar a cada territorio y a cada producto. Por ello hemos priorizado las medidas que nos conduzcan a desestacionalizar, a extender los beneficios del desarrollo turístico de manera equilibrada en el territorio, a optimizar e impulsar aquellos ámbitos en los que tenemos mayor potencial. Hablamos de productos como el cicloturismo, la gastronomía, el ecoturismo, el patrimonio industrial y minero o el vinculado con el segmento MICE.   

Muchos de esos productos responden al gran nicho del ‘turismo de naturaleza’ que es la gran carta de presentación asturiana. ¿Las directrices del turismo de Asturias van a encaminarse aún más a reforzar ese segmento?

El liderazgo en turismo de naturaleza se construye a diario, por lo que es uno de los elementos centrales de nuestra estrategia. Contamos con el primer Parque Nacional de España, con siete espacios declarados reserva de la biosfera por la UNESCO y con la costa mejor preservada de nuestro país. Son parte de nuestros principales activos y lo seguirán siendo en el futuro. Nunca dejaremos de ser el paraíso natural.

¿Y el segmento MICE? ¿Cómo piensan competir con otras regiones que también lo tienen en cartera?

Una de nuestras principales fortalezas está en el potencial de colaboración entre las ciudades del Principado para ofrecer la que, probablemente, sea la propuesta más diversa y modulable de España. Se trata de ciudades perfectamente preparadas en infraestructuras y en profesionales, con la ventaja de presentarse como un conjunto urbano con las características propias de una ciudad de 800.000 habitantes que se puede adaptar a encuentros que buscan sedes urbanas de menor tamaño. Esta modularidad, junto a ser el corazón urbano del paraíso natural, son dos aspectos que queremos  aprovechar.

Más allá de productos concretos, Asturias lidera el turismo español vinculado al bienestar y la sostenibilidad. ¿Cómo prevén fomentar aún más ese nicho turístico?

Este liderazgo es fruto del trabajo de décadas para crear un modelo turístico propio procurando un crecimiento ordenado, respetuoso social y ambientalmente, además de basado en estrategias centradas en la calidad. Seguir profundizando en esta línea, tal y como propone el la Estrategia de Turismo de Asturias 2020/2030, es el  reto para la presente década. De este modo seguiremos consolidando nuestra condición de destino sostenible asociado al bienestar con una regulación equilibrada -como la que propone la Ley de turismo que estamos a punto de presentar-, profundizando en la gobernanza y, sobre todo, siendo respetuosos con el patrimonio, tanto cultural como natural. 

Aparte de la Estrategia de Turismo de Asturias 2020/2030, presentada el pasado año, nos confirma que están realizando avances en la regulación normativa, hasta el punto de que se refiere a la próxima presentación del Proyecto de Ley de Turismo. ¿Cuáles van a ser sus líneas básicas?

La propia Estrategia de Turismo de Asturias 2020/2030 marcaba la necesidad y la oportunidad de abordar una renovación normativa de un texto que, aún habiendo tenido modificaciones puntuales y habiendo servido con solvencia a sus fines, requería marcar un nuevo punto de partida que reconociese los grandes cambios de estos últimos 20 años abriendo nuevos escenarios para el futuro del sector. Aspectos como la sostenibilidad, el equilibrio territorial o la preservación de la identidad de nuestro modelo son claves fundamentales para este texto que estamos a punto de presentar, tal y como comprometimos al inicio de esta legislatura.

Uno de los grandes imanes turísticos de la región es la gastronomía. Para ese producto turístico concreto han creado la línea ‘Cocina de paisaje’. ¿En qué consiste?

Cocina de Paisaje representa el punto de encuentro entre el medio natural, el producto y la cocina de Asturias. Es una lema, una línea de comunicación y, sobre todo, el reconocimiento de Asturias como un territorio gastronómico en el que sus profesionales han alcanzado un grado de excelencia y sintonía tal que han llevado el producto local, la tradición y el talento a cotas que nos sitúan como una de las escenas gastronómicas más interesantes del panorama actual. Cocina de Paisaje, que cuenta con más de 30 embajadores profesionales del sector de la restauración, es una apuesta por reposicionarnos como destino turístico gastronómico. 

Los fondos Next Generation UE, de los que España va a recibir entre préstamos y subvenciones 140.000 millones de euros, son el esperado maná para revitalizar el sector turístico en España. ¿Cómo se va a plantear el reparto de esos fondos en Asturias y a hacia qué sectores se van a dirigir principalmente?

Los fondos Next Generation son la respuesta a la situación de pandemia que hemos vivido pero van mucho más allá: representan la apuesta de las administraciones públicas europeas y españolas por acelerar el cambio hacia una nueva concepción económica, territorial y social en la que la sostenibilidad será el principal pilar del modelo de la UE.  Desde Asturias hemos propuesto iniciativas en multitud de campos, siempre perfectamente alineadas con estos presupuestos. En materia turística estamos planteando proyectos que nos van a permitir acelerar las transformaciones y avances en positivo que propone nuestra Estrategia Turística 2020/2030, atendiendo a aspectos que van desde el avance como destino inteligente al impulso de determinados productos como el ecoturismo o el vinculado con nuestro patrimonio industrial y minero. Se trata de la mayor oportunidad que tendremos para ganar un nuevo futuro turístico en Asturias y, por supuesto, en España.