Hugh Elliott, embajador de Reino Unido: España necesita dos marcas, una de sol y playa y otra más sofisticada

Abr 29, 2022 | Personajes

Estamos en la sede de Vocento, junto a nuestros socios y colaboradores para  recibir, en el primer Leaders Meeting de Turium de este año, al excelentísimo señor embajador de Reino Unido, Hugh Elliott. No es un encuentro cualquiera; son tiempos convulsos en los que geopolítica, economía y diplomacia juegan un papel decisivo. El embajador es una personalidad clave para entender el sector turístico en nuestro país en estos momentos, tras la pandemia y el Brexit, y nos permite conocer en profundidad el perfil del viajero inglés. Cuándo habla se percibe la pasión que siente por nuestra cultura y por su trabajo para sus conciudadanos. Germán Jiménez, Director General de Turium, le entrevista.

Han pasado dos años desde la salida de Reino Unido de la Unión Europea… ¿Cómo han cambiado en términos prácticos las relaciones entre nuestros países?

España y Reino Unido tenemos un nuevo marco institucional, lo que significa una serie de cambios que afectan bastante a nivel práctico y estamos  adaptándonos, acostumbrándonos. Trabajando con el gobierno español a todos los niveles: regional, local, central… Hay una colaboración fantástica para ayudar a las empresas y que entiendan las nuevas situaciones. Dónde había obstáculos para importar o exportar hemos puesto soluciones. Pero llegó el Covid-19 y esto ha supuesto una bajada de cifras importante en el comercio entre la Unión Europea y Reino Unido. No sabemos cuánto se debía al efecto de la pandemia y cuanto al del Brexit. Ahora, poco a poco, ya vamos entendiendo mejor la situación y estamos viendo la recuperación. Las exportaciones en los últimos 12 meses subieron un 12%.

Y a nivel turístico, ¿qué ha observado? 

No afecta tanto porque tenemos visados y un procedimiento distinto que hemos adaptado y no es muy complicado. Esperamos una gran recuperación y vemos por lo que dicen los turoperadores, que hay perspectivas alentadoras.

De las 18 millones de visitas de británicos a España, solo 400.000 pasan por Madrid. ¿En Reino Unido piensan que España es la playa de Europa? ¿Podemos trabajar para que el viajero británico nos vea de otra forma?

España es víctima de su propio éxito. La oferta de sol y playa es fantástica y los 18 millones de visitas piensan que es fabulosa. Eso está claro si miramos las reservas que se han hecho desde Reino Unido. He vuelto recientemente de Canarias, voy pronto a Baleares, y no creo que se reduzcan las reservas de sol y playa. Con la situación actual mundial, si buscas un lugar  seguro y fiable, ese es España. Ha mejorado el interés por viajar aquí en términos relativos. Dicho esto, hay otro lado de España que no se conoce lo suficiente. Diría que casi es necesario que el país tenga dos marcas. Una de ellas más sofisticada que atraiga al turista cultural, de mayor nivel.

En el segmento premium de viajes, ¿qué busca el público inglés?

Algo diferente. El mundo se ha homogeneizado. Todas las calles principales de las grandes ciudades se asemejan cada vez más. Captar la atención es el reto y España tiene unas maravillas de naturaleza, de campo, y toda esa variedad que has comentado. Creo que hay muchas posibilidades.

El Turismo es un ecosistema: transporte, alojamiento, salud, sanidad… Al ser una actividad tan transversal, casi todo nos afecta. ¿Cómo va a reaccionar el turismo en estos momentos de crisis? 

Vamos a ver en los próximos meses hasta dónde llega la subida del coste de la vida. Hay presión sobre las rentas domésticas y esto afecta a las decisiones de los individuos y no puede ser favorable para el turismo. Los Gobiernos están tomando decisiones para aliviar el impacto y ayudar a quien lo necesita, tanto en España como en Reino Unido. Se abren oportunidades interesantes para otros sectores como en el energético. El sector solar en España es muy importante y hay empresas británicas invirtiendo de manera importante aquí. U.K es el segundo inversor a nivel mundial. Y al revés, en el Reino Unido hay grandes oportunidades para España. Hay importantes empresas españolas invirtiendo allí en renovables, sobre todo, en eólica.

Va a ser un año muy difícil de predecir. Pero en cuanto al turismo, la predicción de reservas parece que serán buenas.

Desde el punto de vista del perfil del viajero y para entender mejor al público británico, ¿cuáles serían los aspectos que pueden atraerle a nuestro país, más allá de los que hemos comunicado tradicionalmente?

Ambos países compartimos un reto común para nuestros sectores turísticos. Tenemos una campaña “Welcome to Another Side of Britain” que, precisamente, lo que quiere es mostrar las cosas que no se conocen  resaltando lo que es distinto. Se destaca la cultura, la historia y la naturaleza, todo lo que es diferente. Y en España hay muchas cosas muy diferentes. Tal vez hay que buscar de nuevo a esa marca, Spain is different, rejuvenecerla e introducirla de otro modo. Mis experiencias en España me dicen que es very very different. En España, en un espacio reducido y con mucha comodidad gracias a sus infraestructuras, se pueden tener experiencias muy variadas. Y eso es un gran valor.

Hablando de infraestructuras, se cumplen ahora 30 años del AVE en España, y somos la primera potencia europea en conectividad, 5G…

¡Yo estaba aquí en ese momento! Y sí que creo que el lado moderno de España no se percibe lo suficiente. En eso se puede hacer más hincapié. La modernidad de España y sus infraestructuras se puede vender mejor.

Precisamente Málaga, por ejemplo, ha logrado potenciar esa nueva imagen de modernidad y tecnología. En otros destinos, como en Ibiza, el inversor británico Anton Bilton ha desarrollado el complejo, Sabina State; viviendas sostenibles creadas por los mejores arquitectos del mundo ¿Cree que estas iniciativas pueden ayudar a mostrar una imagen más moderna del destino?

Las iniciativas de sostenibilidad van a ser sine qua non para el turista de alto nivel. Va a ser un requerimiento necesario para la toma de decisión. ¿Qué es Ibiza para el Reino Unido? Es el turismo de excesos. Y estamos luchando junto a los gobiernos para que los comportamientos menos deseables de mis conciudadanos se acaben. Si Ibiza empieza a generar esa nueva imagen, sin perder lo que tiene, será un gran logro. La clave siempre es cambiar,  sin perder lo característico, la identidad.

¿Cree que el conflicto Rusia-Ucrania, va a generar un nuevo estatus a nivel internacional?

Ya lo ha hecho. La invasión de Ucrania, brutal y premeditada, trastoca la situación geopolítica claramente. Es uno de los pocos  momentos que cambian épocas. Hemos vivido demasiados momentos que cambian épocas últimamente… Las épocas cada vez duran menos.

Una cosa que ha sucedido es que Reino Unido ha enviado medio billón de libras en ayuda humanitaria, también ayuda militar y formación de tropas. España también y el Presidente Sánchez ha dicho que se va ha enviar más. Lo que ha provocado la invasión es un discernimiento de todo lo que nos une. La cohesión de Europa y los aliados o el coraje de los ucranianos nos tiene a todos impresionados. Da igual si estamos dentro o fuera de la CE. Los valores son los mismos. Nos unen los valores de libertad y democracia. Rusia ha puesto el foco en esa unidad. Desgraciadamente no hay una salida rápida. El objetivo de Putin ha tenido un revés muy importante y se está reenfocando. Parece que esta guerra será a largo plazo. Es un nuevo factor desestabilizador y siempre es malo para el turismo, pero hay un lado positivo y es que deja claro todo lo que nos une.