Germán Jiménez, director general de Turium, durante su intervención. Foto: Enrique Soler Sánchez

Turium presenta en Caravaca de la Cruz su informe sobre turismo espiritual

La conmemoración del año santo de la localidad ha impulsado notablemente en el primer trimestre las llegadas de visitantes y peregrinos a la Región de Murcia, lo que confirma la relevancia de este segmento de viajeros.

Virginia Lombraña | 28 May 2024

Turium ha dado a conocer su último estudio, Turismo espiritual, viajar más allá de la fe, en la localidad murciana de Caravaca de la Cruz, coincidiendo con la celebración de su año jubilar. Y lo ha hecho en el marco de un foro, en el que también han colaborado la Región de Murcia, el ICA, el Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz y la Fundación Camino de la Cruz de Caravaca.

El informe arroja interesantes conclusiones, entre las que destaca la sorprendente ausencia de datos que avalen la relevancia de esta modalidad de turismo, pese a que en España los destinos de peregrinación acogen alrededor de 17 millones de visitantes al año. “Este segmento es uno de los que cuenta con mayor tasa de crecimiento. Si España apostara decididamente por él tendría la capacidad de convertirse en un destino líder”, afirmó Germán Jiménez, director general de Turium.

En el informe se pone de manifiesto el auge del turismo espiritual, que mueve en el mundo más de 330 millones de personas anualmente. El hecho de que más allá de la dimensión religiosa hoy los viajes de peregrinación hayan ganado adeptos entre la sociedad secular explica que rutas olvidadas estén volviendo a ser recuperadas por parte de las Administraciones y asociaciones de los caminos. “Este hecho está favoreciendo una importante actividad económica, que contribuye a la creación de riqueza local, fija población y crea puestos de trabajo cualificados”, señaló Jiménez.

Caminar es una de las mejores formas de estar en el momento presente, te permite el autoconocimiento, te vuelve más paciente, te enlaza con la naturaleza y, sobre todo, te ayuda a quedarte con lo esencial

Por otra parte, en el estudio se hace hincapié en la importancia de abordar a futuro dos grandes desafíos: gestionar la creciente llegada de peregrinos de una manera sostenible y atender sus intereses preservando la convivencia con los habitantes de estos destinos y de su entorno. Un tema sobre el que se debatió tras la presentación del informe. “Caravaca de la Cruz tiene un gran potencial para convertirse en un enclave espiritual de primer nivel. No somos un destino consolidado, estamos en construcción y, por tanto, tenemos la oportunidad de hacerlo sobre unos cimientos sólidos. Este es un pueblo con patrimonio, naturaleza, historia, tradición y cultura, y hemos sabido conservar todo eso de manera extraordinaria. Tenemos un conjunto de valores que nos permiten crear un destino de turismo espiritual para todos aquellos que buscan esa experiencia de parar y reflexionar”, dijo el alcalde la localidad, José Francisco García, en la apertura de este encuentro.

Un análisis que refrendó con datos Juan Francisco Martínez, director general del Instituto de Turismo de la Región de Murcia, quien manifestó que “tenemos que presumir de nuestra ciudad santa, la única de las cinco que existen en el mundo que disfruta del privilegio de haber tenido una fundación directa de San Juan de la Cruz y de Santa Teresa”.

jose-francisco-garcia-alcalde-caravaca-de-la-cruz
José Francisco García, alcalde de Caravaca de la Cruz.Foto: Enrique Soler Sánchez

El impacto de la peregrinación

Este año el municipio caravaqueño celebra su año jubilar, una conmemoración con un impacto directo en la atracción de visitantes. “Esta circunstancia está revirtiendo ya en toda la región en términos económicos y turísticos. Solo la ciudad ha recibido en este primer trimestre más de 100.000 visitantes. Pero, además, las vías de peregrinación están atrayendo viajeros a toda la región, que ha registrado en este periodo más de 357.000 visitantes, lo que representa un 14’4% más que el año pasado. Y en estas cifras tienen un peso importante los turistas internacionales, que en este periodo han sumado 168.000, un número que nunca antes habíamos alcanzado”, aseguró Martínez, quien anunció que en noviembre la ciudad acogerá la primera Convención Mundial de Ciudades Santas para la Cristiandad.

Lourdes Aznar, gerente de la Fundación Camino de la Cruz, abundó en esta idea durante su intervención en mesa redonda El viaje interior: destinos y experiencias transformadoras: “Este ha sido un centro de peregrinación desde la Edad Media, pero no han estado identificados los caminos. Desde 2017 hemos creado ocho rutas y hemos puesto en valor nuestra diferenciación. Nos enorgullece decir que nuestra tradición se basa en el lignum crucis, una reliquia universal, y tanto peregrinos como visitantes llegan por este motivo”.

Por su parte, Pilar Gómez Bahamonde, gerente de la Fundación Santo Toribio de Liébana, señaló la necesidad de proteger la experiencia transformadora que va buscando el peregrino. “Hay que cuidar el legado que tenemos, preservar su autenticidad, que es lo que anhela este viajero. Debemos mantener el equilibrio entre la vida rural de las pequeñas localidades y la afluencia de visitantes”.

Compartió esta reflexión Ildefonso de la Campa, director de Administración y Relaciones con la Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago: “La hospitalidad de los locales hace que el peregrino se sienta especial, salga reforzado espiritualmente, y eso les fideliza, hasta el punto de que el 68% repite”.

Este panel dio paso a la ponencia final, a cargo de Pablo d’Ors, experto en autoconomiento, meditación y silencio, quien resaltó los beneficios personales del turismo espiritual: “Peregrinar no es solo caminar, es un viaje hacia el alma y un horizonte al que tender”.

caravaca-turium-nacho-dean
Nacho Dean, contando su experiencia personal.Foto: Enrique Soler Sánchez

El viaje como una búsqueda interior

En esta jornada participó también el naturalista y explorador Nacho Dean, gran conocedor de los caminos de peregrinación y que tiene en su haber la gesta de haber dado la vuelta al mundo durante tres años, a pie y en solitario. Su testimonio resultó de lo más inspirador en este foro: “Durante este periplo vives una transformación física, pero, sobre todo, interior. Vuelves siendo una persona completamente distinta, reconectas contigo mismo y con tus pensamientos y vas desprendiéndote de ideologías, creencias y prejuicios. Caminar es una de las mejores formas de estar en el momento presente, te permite el autoconocimiento, te vuelve más paciente, te enlaza con la naturaleza y, sobre todo, te ayuda a quedarte con lo esencial. Después de peregrinar te das cuenta de que ni tu felicidad ni tu paz dependen de aquellos que tienes, sino de darle un propósito a tu vida”.