Excelencia y sostenibilidad en plena dehesa extremeña

Redacción Turium | 3 Mar 2023


Un hotel boutique de cinco estrellas de una belleza extraordinaria, donde el entorno natural, el confort de las instalaciones y su maravilloso equipo hacen de la experiencia de sus huéspedes algo inolvidable... Así podríamos definir La Dehesa de Don Pedro de un plumazo, pero este remanso de paz en plena dehesa extremeña es mucho más…

Situado en una finca familiar de 550 hectáreas este cortijo del s.XIX ha sido restaurado con un gusto exquisito en el que el respeto a los elementos originales, la adaptación a las necesidades del alojamiento y la sostenibilidad han sido las protagonistas de un proyecto y una ilusión convertidas en realidad, un alojamiento exclusivo, excelente y sostenible.

Por eso La Dehesa de Don Pedro  ha sido merecedora del reconocimiento a la excelencia turística en la última edición de Fitur por la Junta de Extremadura. Un merecido honor para este alojamiento donde historia, experiencia, cultura, lujo y sostenibilidad se suman en un todo.

 

Durmiendo en la Historia

La Dehesa de Don Pedro da una oportunidad única a sus huéspedes. Habitar en la historia sin renunciar a todas las comodidades de un alojamiento premium del siglo XXI. Para ello, Albalá y Cordero Arquitectos, con la colaboración de Las Dos Mercedes en los interiorismos, han restaurado este cortijo decimonónico convirtiéndolo en un edificio de una belleza singular, lleno de detalles y respeto por su idiosincrasia.

De este modo el área principal del cortijo, el granero y el establo se han transformado en acogedoras habitaciones y luminosos salones. Los materiales preexistentes, madera y piedra, se han mezclado sutilmente con toques contemporáneos y los interiores han conseguido salvaguardar la esencia del lugar y su autenticidad, creando espacio que evocan al descanso, la lectura y el disfrute mientras respiras pura historia.

 

ADN sostenible

La sostenibilidad turística ha estado siempre presente en este proyecto, pensado y llevado a la realidad con un escrupuloso respeto al medio en que se encuentra, la dehesa extremeña.

Por ello La Dehesa de Don Pedro trabaja para conseguir la viabilidad económica de la explotación, ya que sin ella no es posible la sostenibilidad a medio y largo plazo.

Además, todas sus instalaciones son respetuosas con el medio ambiente utilizando energías renovables tales como:

-Contar con una instalación de producción eléctrica fotovoltaica de autoconsumo para servicio del hotel con una potencia de 107 Kilovatios.

-Utilizar aerotermia con bomba de calor, que consigue un óptimo rendimiento calorífico, tanto para su sistema de calefacción, por suelo radiante, como para la producción de agua caliente sanitaria (ACS)

-Tener un excelente aislamiento de la edificación gracias a los cerramientos de

puertas y ventanas de aluminio con doble cristal y rotura de puente térmico.

-No consumir agua de la red ya que La Dehesa de Don Pedro cuenta con sus propios pozos y depuradora.

-Reciclar la basura generada y recoger todo clase de residuos generados por la actividad hotelera a través de una empresa externa.

Pero La Dehesa de Don Pedro no solo apuesta por la sostenibilidad ecológica sino también por sostenibilidad económica de la zona. Para ello se centran en generar oportunidades de empleo y mejorar la situación económica de las comunidades locales, dando preferencia a los trabajadores de los pueblos cercanos, especialmente

a las mujeres.

De este modo La Dehesa de Don Pedro se convierte en uno de los mejores ejemplos de sostenibilidad turística de nuestro país y en un lugar único donde vivir una experiencia de excelencia.