Las tablas de Daimiel son un destino obligatorio. Foto: Turismo de Castilla-La Mancha

Castilla La-Mancha: destino de naturaleza de excelencia

Esta Comunidad Autónoma tiene una gran parte de las joyas naturales más icónicas de toda la geografía española.

Contenidos Turium | 27 May 2024

Hay un lugar en el que el cielo y el bosque se encuentran para dibujar paisajes de cuento y fantasía. El agua ha cincelado aquí hoces y cañones entre altas parameras. Valles y sierras salpicados de pequeños y apacibles pueblos donde todavía se respira el silencio de lo cercano y hogareño. Lugares donde la naturaleza mantiene su secreto.

Parque Nacional de Cabañeros

El gran tesoro del bosque mediterráneo. En su paisaje de “rañas”, llanuras y bosque abierto viven grandes mamíferos como la cabra montés, el águila imperial ibérica y el buitre negro, además del ciervo ibérico. Sus más de mil especies vegetales, sus fósiles del Ordovídico, y las cabañas de carboneros que dan nombre al parque son sólo una pequeña parte de su impresionante atractivo.

chequilla-castilla-la-mancha
Los parajes de esta Comunidad Autónoma son inigualables.Foto: Turismo de Castilla la Mancha

Parque Nacional de las Tables de Daimiel

Las Tablas de Daimiel son un humedal prácticamente único en Europa y último representante del ecosistema denominado tablas fluviales, antaño característico de la llanura central de nuestra Península. Es un ecosistema complejo que mezcla las características de una llanura de inundación, producida por los desbordamientos de los ríos Guadiana y Gigüela en su confluencia, con la de un área de descarga de aguas subterráneas.

Parque Natural de la Sierra Norte de Guadalajara

El accidentado relieve de la Sierra Norte de Guadalajara conforma un conjunto montañoso que incluye diversas sierras y macizos, como el macizo del Pico del Lobo-Cebollera, la Sierra de la Tejera Negra, la Sierra de Alto Rey, la Sierra del Ocejón, el Macizo de La Tornera-Centenera y la Sierra Gorda. Su gran variedad climática permite la existencia de formaciones boscosas muy diversas. Su riqueza faunística resulta igualmente notable, con una relevante comunidad de rapaces y mamíferos como el corzo, el lobo, el zorro, la gineta o el gato montés.

Parque Natural del Barranco del Río Dulce

La impresionante hoz labrada en esta paramera típica de la Alcarria Alta, es la protagonista de este paraje cubierto de encinares, quejigales, reductos de sabinar albar y de rebollar. El río Dulce, su galería fluvial y sus afluentes con sus cascadas estacionales y ofrecen un espectáculo único al visitante.

Parque Natural del Alto Tajo

Situado en el Sistema Ibérico, a caballo entre el sureste de la provincia de Guadalajara y el noreste de la provincia de Cuenca, estamos ante el conjunto de hoces fluviales más extenso de la región y uno de los más importantes de España, con una gran diversidad geológica, botánica y faunística. Este espacio natural protegido se encuentra en un excelente grado de conservación y constituye una de las cumbres de la biodiversidad castellanomanchega.

majadas-castilla-la-mancha
Vistas en la provincia de Cuenca.Foto: Turismo de Castilla-La Mancha

Parque Natural de la Serranía de Cuenca

Se sitúa al noreste de la provincia, formando parte del Sistema Ibérico Meridional, e incluyendo buena parte de la comarca de la Serranía Alta. En sus valles y monte se extienden grandes masas forestales, especialmente pinares, y una gran diversidad florística, geológica, geomorfológica y faunística.

Su situación en el núcleo montañoso más meridional del Sistema Ibérico, separando las vertientes hidrográficas de las fachadas atlántica y mediterránea, le confiere un elevado valor biogeográfico.

Parque Natural del Valle de Alcudia y Sierra Madrona

Localizado al sur de la provincia de Ciudad Real, está definido por un excepcional Patrimonio natural, histórico, cultural y social, destacando su Patrimonio Arqueológico, en Arte rupestre esquemático, cultural, un gran Patrimonio Minero cultural, el Patrimonio de la trashumancia y un Patrimonio natural de gran biodiversidad junto con un enorme Patrimonio Forestal.

lagunas-de-ruidera-castilla-la-mancha
Las Lagunas de Ruidera son uno de los humedales más importantes de Europa.Foto: Turismo de Castilla-La Mancha

Parque Natural de las Lagunas de Ruidera

El humedal más bello de la península Ibérica está formado por un conjunto lagunar conectado por espectaculares cascadas. Sorprende el espectáculo visual de este oasis en medio del Campo de Montiel. El paisaje vegetal del Parque es muy diverso, abarcando desde formaciones boscosas autóctonas hasta una vegetación palustre, donde se cuentan 250 especies de vertebrados.

rio-mundo-castilla-la-mancha
Cascadas en el Río Mundo.Foto: Turismo de Castilla-La Mancha

Parque Natural de Calares del Mundo y de la Sima

Se encuentra a caballo entre las sierras de Alcaraz y del Segura, en el suroeste de la provincia de Albacete. Sorprende por sus espectaculares formaciones hidrogeológicas, debidas a su elevado desarrollo kárstico, y por su enorme riqueza botánica. El paisaje es de enorme diversidad y riqueza cromática, con presencia de formaciones geológicas propias de las montañas de naturaleza caliza.

Respete los valores naturales y culturales de estos espacios siguiendo las normas generales que se establezcan en las señales, paneles, itinerarios obligatorios y restricciones temporales o permanentes de acceso que existan. Siga las indicaciones del personal del Parque. No están permitidas actividades o comportamientos que supongan peligro para la conservación de estos espacios naturales, que alteren la quietud y tranquilidad, o que supongan deterioro de la calidad de la visita para el resto de los visitantes.

La aventura de la naturaleza

Castilla-La Mancha es una fuente inagotable de experiencias, emociones y aventuras. Sus valles, sierras, ríos, cañones, simas, pantanos, campiñas y bosques configuran un fantástico escenario, ideal para el contacto con la naturaleza y la práctica del turismo activo. A pie, en bici, a caballo, por tierra, agua y aire, en unos paisajes excepcionales y únicos, el viajero encontrará en cualquier época de año una amplia, variada y completa oferta para toda la familia.

Los grandes emblemas de la naturaleza de la región son sus dos parques nacionales: el de Cabañeros y el de las Tablas de Daimiel. Se trata de lugares únicos. Excepcionales refugios donde observar lo mejor de la flora y la fauna ibérica. Cabañeros es lugar idóneo para hacer rutas a caballo, senderismo y hasta astroturismo.

Es fácil observar águilas imperiales, cigüeñas negras, buitres, ciervos, corzos y jabalíes; y su riqueza botánica es de excepcional interés. En las Tablas de Daimiel el protagonismo es del agua y de las aves; considerada como Reserva de la Biosfera por la Unesco, dispone de una cuidada red de pasarelas que sirven de original camino para conocer uno de los ecosistemas más valiosos del planeta.

La red de parques naturales y los rincones de especial riqueza medioambiental completan un abanico de colores y emociones que no dejan indiferentes, ahí están para goce y disfrute: las Lagunas de Ruidera, las Hoces del Cabriel, la norteña Sierra de Ayllón, la Sierra Norte de Guadalajara –con el espectacular Hayedo de Tejera Negra, el Pico del Lobo Cebollera y la Reserva Fluvial del río Pelagallinas–, el Alto Tajo, el cañón de la Hoz de Pelegrina –con el Barranco del río Dulce y su espectacular mirador de Félix Rodríguez de la Fuente–, la Sierra de San Vicente, la Vía Verde de la Jara –cuya ruta en bicicleta de montaña es apta para todos los públicos–, el Valle de Alcudia, los volcanes del Campo de Calatrava, la Serranía de Cuenca –con su Ciudad Encantada, el Ventano del Diablo, el nacimiento del Río Cuervo, en Vega del Codorno, que es uno de los parajes más bellos de toda Castilla-La Mancha, el Parque Cinegético de El Hosquillo, donde habitan ciervos, gamos, muflones, corzos, cabras monteses, lobos y hasta osos pardos, las hoces de Beteta y sus famosos manantiales de aguas minero-medicinales, el cañón del Júcar, con enclaves sorprendentes como las localidades de Alcalá del Júcar o Jorquera, o el nacimiento del río Mundo, cerca de Riópar.

cabaneros-castilla-la-mancha
Parque Nacional de Cabañeros.Foto: Turismo de Castilla-La Mancha

Experiencias únicas

Todos estos rincones, y otros muchos, pueden ser descubiertos por el viajero a pie, en bici, a caballo, por tierra, agua y aire; desde la pausada y relajante observación, en búsqueda de la tranquilidad y el sosiego, hasta las experiencias más excitantes y atrevidas de los deportes en la naturaleza; del turismo ecoturismo al turismo de aventura; desde la propuesta más estimulante a la más placentera, Castilla-La Mancha es todo un descubrimiento para los amantes del turismo activo.

La oferta que despliega la región está sostenida por un dinámico tejido empresarial que responde con diligencia a una demanda cada vez más exigente. Una oferta, para muchos, desconocida –lo que la hace mucho más atractiva– y en la que no faltan actividades náuticas, cicloturismo, escalada, vías ferratas, bici de montaña, piragüismo, senderismo, paracaidismo, rafting, equitación, tirolinas, espeleología, descenso de cañones, observación de aves y plantas, recogida de setas, talleres medioambientales de todo tipo… Propuestas de calidad, para todos gustos y pretensiones, que convierten cada actividad en una experiencia inolvidable.

Colgar de una cuerda a centenares de metros del suelo, surcar los rápidos de agua cristalina sobre una balsa, descubrir lugares mágicos dando pedales sobre nuestra bici, sentir la brisa en la cara empujados por el viento, disfrutar del silencio con la mochila como compañero de fatigas, observar con paciencia aves y plantas… Lo llaman turismo activo o de naturaleza, pero son en realidad auténticas aventuras para disfrutar de una manera diferente de los rincones naturales de Castilla-La Mancha.