Las calles de Copenhague rebosan majestuosidad. Foto: iStock

36 horas en Copenhague: qué ver y qué hacer en la ciudad más feliz del mundo

Te proponemos el plan perfecto para pasar dos días en una de las ciudades europeas con más encanto, así tendrás las mañanas, las tardes y las noches planificadas.

Aleks Gallardo | 27 May 2024

¿Qué tiene Copenhague para liderar año tras año el ranking de las ciudades más felices del mundo? Aunque la única respuesta posible a esta pregunta es visitar la capital danesa y experimentar su modo de vida, intentaremos arrojar un poco de luz para darte algunas pistas. Este optimista reconocimiento no es casualidad, sino el resultado de una combinación de factores que crean una atmósfera única de bienestar y satisfacción entre sus habitantes. Tanto, que parece que todos acaban de vivir un amanecer en Salzburgo.

La ciudad destaca por su alta calidad de vida, seguridad, y un claro enfoque en la sostenibilidad y el equilibrio entre la vida laboral y personal. Pero más allá de estos factores, al que aspiran todas las ciudades, existe un elemento clave y único en esta ecuación: el concepto danés de "hygge", una filosofía de vida que valora la comodidad, la calidez y el disfrute de las pequeñas cosas cotidianas, promoviendo una profunda sensación de felicidad y bienestar.

puerto-copenhague
Uno de los canales de Copenhague.Foto: Unsplash/Nick Karvounis

El hygge, que se puede traducir como "acogedor" o "confortable", es mucho más que una simple palabra; es una forma de vida profundamente arraigada en la cultura danesa. Este concepto se manifiesta en todos los aspectos de la vida en Copenhague, desde la decoración de los hogares con velas y textiles suaves hasta la creación de espacios públicos que invitan al relax y la socialización. Este enfoque en la creación de ambientes acogedores y en la celebración de los momentos simples ha contribuido significativamente a la reputación de Copenhague como una de las ciudades más felices del planeta.

Si quieres experimentar esa sensación que solo ellos conocen, un fin de semana es más que suficiente. Para que no tengas que preocuparte por nada y seas todavía más feliz, hemos montado un itinerario con el que no te perderás nada y esas 48 horas serán perfectas. Toma nota.

Primer día: Empezamos con un poco de historia

Comienza tu fin de semana con un paseo por Nyhavn, el icónico puerto de Copenhague. Este antiguo puerto comercial, ahora revitalizado, es famoso por sus coloridas casas adosadas y animados cafés. Nyhavn es el lugar perfecto para disfrutar de un café matutino mientras observas los barcos atracados y la vida que fluye a tu alrededor.

Desde Nyhavn, dirígete al Palacio de Amalienborg, la residencia oficial de la familia real danesa. El palacio está compuesto por cuatro mansiones rococó que rodean una plaza octogonal. No te pierdas el cambio de guardia a las 12:00 del mediodía, una ceremonia cargada de tradición y pompa.

la-sirenita-copenhague-escultura
La famosa estatua de La Sirenita, en Copenhague.Foto: Unsplash/K. Mitch Hodge

Por la tarde, después de explorar el palacio, da un corto paseo hasta la icónica estatua de la Sirenita (Den Lille Havfrue). No te lleves una desilusión si está rodeada de turistas, es un clásico en la ciudad. Inspirada en el cuento de hadas de Hans Christian Andersen, esta pequeña, pero emblemática estatua, a pesar de su tamaño modesto, es uno de los símbolos más reconocidos de Copenhague.

A poca distancia de la Sirenita se encuentra el Kastellet, una fortaleza en forma de estrella rodeada de un foso. El Kastellet es uno de los complejos militares mejor conservados de Europa y ofrece una mezcla de historia y naturaleza. Pasea por sus bastiones y disfruta de las vistas panorámicas de la ciudad.

Por la noche, llega ese momento tan esperado cuando estás de viaje: la noche. Para la cena, dirígete a Strøget, una de las calles peatonales más largas de Europa. Aquí encontrarás una gran variedad de tiendas, restaurantes y cafeterías. Opta por probar la gastronomía local en uno de los muchos restaurantes llenos de gente con mucho estilo. Sí, los daneses visten muy bien. Los smørrebrød, tradicionales sándwiches abiertos daneses, son una excelente elección.

Después de la cena, explora la vibrante vida nocturna de Copenhague. Desde bares de cocteles sofisticados hasta clubes nocturnos animados, la ciudad tiene algo para todos. Recomendamos visitar el distrito de Vesterbro, conocido por su ambiente bohemio y su variada oferta de entretenimiento nocturno.

Día 2: Mix de cultura y naturaleza en Copenhague

¿Un parque de atracciones en la ciudad? Exacto, y además con mucha historia. Inicia tu segundo día en los Jardines de Tivoli, uno de los parques de atracciones más antiguos del mundo. Abierto desde 1843, Tivoli es más que un parque de atracciones, también es un exuberante jardín si lo visitas en primavera y un centro cultural durante todo el año. Puedes disfrutar de emocionantes atracciones, conciertos en vivo y una variedad de opciones gastronómicas en un entorno poco común.

Después de una mañana llena de infarto en el parque, enriquece tu mente con una visita al Museo Nacional de Dinamarca. Este museo alberga una vasta colección de artefactos que narran la historia de Dinamarca desde la prehistoria hasta la época moderna. Las exhibiciones sobre los vikingos y la historia medieval son particularmente fascinantes.

A continuación, dirígete a Christiania, un barrio autónomo y autoproclamado como "Ciudad Libre". Fundado en 1971 por un grupo de hippies, Christiania es conocido por su espíritu comunitario y su vibrante arte callejero. Pasea por sus calles, explora sus tiendas y galerías, y disfruta de un ambiente único que no encontrarás en ningún otro lugar. Eso sí, ni se te ocurra sacar la cámara de fotos o activarla en el móvil, aquí está prohibido hacer fotografías.

copenhague-estatua-ciudad
Una de las ciudades más bonitas de Europa.Foto: Pexels

Para la cena, visita el mercado de Torvehallerne, un paraíso gastronómico que ofrece una amplia variedad de delicias locales e internacionales. Desde mariscos frescos hasta repostería danesa, hay algo para cada paladar. No te pierdas los famosos pasteles daneses, conocidos como wienerbrød.

Concluye tu fin de semana con un tour en barco por los canales de Copenhague. Estas excursiones ofrecen una perspectiva única de la ciudad y te permitirán ver lugares emblemáticos como el Teatro Real Danés y la Ópera de Copenhague desde el agua. Las luces reflejadas crean un ambiente mágico, perfecto para terminar tu viaje.

TURIUM TIPS

Una ciudad de diseño: Copenhague es un referente mundial en diseño, con una impresionante lista de marcas de mobiliario y diseño de interiores que han dejado su huella global. Marcas internacionales como Hay, Muuto y Normann Copenhagen encarnan el minimalismo y la elegancia del diseño nórdico. Este compromiso con el diseño se refleja en la ciudad misma, donde bares, restaurantes y tiendas muestran las últimas tendencias.

Muévete en bicicleta: Aunque Copenhague cuenta con un sistema de transporte público eficiente y fácil de usar, te recomendamos considerar la posibilidad de alquilar una bicicleta para moverte como un local; la ciudad es extremadamente amigable con los ciclistas.

Alojamiento: Opta por alojarte en los barrios de Indre By o Vesterbro para estar cerca de las principales atracciones turísticas. Copenhague es una ciudad manejable y desde los pequeños, pero encantadores hoteles boutique y los Airbnb de estas zonas tendrás todo a mano.