Próximo destino: Oficinas de Correos

Los edificios históricos que acogen algunas de sus sedes se convierten en la parada indispensable en las visitas turística a las principales ciudades de España.

Marta Orbe | 12 Dic 2023

Las oficinas de correos se han convertido en uno de los centros neurálgicos de la vida ciudadana, con más de 88 millones de visitas el último año. Correos, el mejor proveedor de comunicaciones físicas, digitales y de paquetería de España, ofrece en sus sedes un extenso catálogo de productos y servicios que lo convierten en un destino recurrente para los residentes de su localidad. Pero, además, sus privilegiadas ubicaciones, que en muchos casos ocupan emblemáticos edificios históricos, también las convierten en un destino cultural de primer orden.

SERVICIOS Y PATRIMONIO

En los últimos años, Correos ha ampliado enormemente la cantidad de sus servicios; desde sus tarjetas de Correos Prepago, servicios DGT, cambios de divisas, venta de entradas, Citypaq, voto por correo, registro electrónico de la administración, Correos Market, hasta las identificaciones para mascotas.

Además, algunas de sus sedes ocupan edificios patrimoniales, lo que los convierte en un gran reclamo para los turistas que buscan conocer la historia de estas ciudades con más profundidad. Desde la sede de Huesca, de corte regionalista construido en 1920, que muestra el estilo de la arquitectura de principios de siglo XX, hasta la sede de Lugo, protegida por la D.G. de Patrimonio Cultural y en el que destaca su histórico reloj.

UN PLUS A LAS VISITAS TURÍSTICAS

Muchas de estas sedes forman parte del patrimonio cultural de sus respectivas ciudades,bconvirtiéndose así en una interesante parada dentro del recorrido turístico. Estos edificios reflejan como Correos decidió explorar una nueva tipología arquitectónica, protagonizando un periodo decisivo de la arquitectura y la historia de la España del siglo XX.

De este modo, los turistas de la capital podrán apreciar uno de los ejemplos más importantes en el Palacio de Cibeles, antiguo Palacio de Telecomunicaciones, diseñado a principios de siglo en estilo historicista por los arquitectos Antonio Palacios y Joaquín Otamendi. Así mismo, merece la pena una visita al edificio Art Deco que acoge la sede central de correos en A Coruña, proyectado también por Otamendi en colaboración con el arquitecto Luis Lozano Losilla en 1931. O el edificio de correos de Santiago de Compostela, un ejemplo del estilo ecléctico neogótico que se levantó sobre la famosa “Casa Grande”, construida por el Cabildo en el siglo XV y reformada a principios del XX para convertirse en la nueva sede de Correos de la localidad.

Todos estos edificios históricos de Correos reafirman el espíritu viajero que siempre ha acompañado a una compañía que surgió con la intención de que el correo postal llegara a todos los rincones y que sigue trabajando por su objetivo en la era digital.