El dragón de Okuda en El Corte Inglés de Castellana

Okuda y su dragón hacen de El Corte Inglés de Castellana su guarida

El artista español ha realizado una gran obra para El Corte Inglés en la que, a través de su particular estilo, celebra la fiesta más importante en el calendario chino. Aprovechando el inicio del año del dragón, una escultura de más de nueve metros de alto se hace con uno de los espacios más codiciados de Madrid

Álvaro Hermida | 16 Feb 2024


Sus obras por todo el mundo y su estilo único convierten a Okuda San Miguel en uno de los artistas callejeros españoles más reconocidos a nivel internacional. Ahora, nos trae un gigantesco y colorido dragón (de más de nueve metros de altura) que ha hecho de El Corte Inglés de Castellana su guarida con motivo de la celebración del Año Nuevo Chino.

El artista cántabro continúa así con el idilio de la ciudad de Madrid con la cultura china, cada vez más presente. No es de extrañar, de hecho, que el propio Okuda tenga su estudio en el madrileño barrio de Usera; uno de los epicentros chinos de España. La localización del taller del artista le ha servido de inspiración para llevar a cabo la cabeza de la bestia, que es la representación del poder, la buena fortuna y la nobleza: “Estos dragones suelen tener cabezas muy trabajadas, con mucho color y detalles y siempre un cuerpo muy, muy largo que llevan bailando varias personas”. Se trata de una experiencia que ha podido vivir en directo varias veces, con la celebración tradicional del Año Nuevo Chino por las calles aledañas a su taller.

Okuda San Miguel junto a su dragón

El futurista dragón, de más de nueve metros de altura, es un reflejo del estilo más personal del artista afincado en la capital, con algunos de sus elementos fetiche: polígonos, coloridos esmaltes y resinas. Su significado, en cambio, es casi más importante que la propia escultura.

Este año, para nosotros, será el 2024, pero para la comunidad china, estamos en el 4722. De acuerdo con su cultura, a cada año le corresponde uno de los 12 animales (tantos como meses) de su zodíaco. En esta ocasión, el dragón es el elegido; el único representante mitológico de la lista, opuesto al perro y afín al mono y a la rata. Se trata del quinto signo en el calendario chino, el representante de la primavera. La tradición dicta que cada vez que toca el año del dragón, un elemento le representa, en esta ocasión, la madera, un material más que apropiado para la obra de Okuda San Miguel. Del mismo modo, junto al dragón podremos encontrar un piano al que está sentado un soulkeeper, una de las figuras icónicas de del artista.

La cultura china crece en Madrid

La apuesta de El Corte Inglés por Okuda San Miguel es una clara declaración de intenciones para seducir al turista de alto impacto chino y a la comunidad de este país residente en Madrid, dado que suponen un mercado en continua expansión. Tanto es así que, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), la población de origen chino en la región ha pasado de 33.489 residentes censados en 2008 a 60.149 en 2022.

Como explica María Porto, cuya galería, ubicada en el propio centro comercial de la Castellana, es la encargada de comercializar las obras que Okuda San Miguel ha creado (tanto miniaturizaciones del dragón como de su típico soulkeeper, que guarda el dragón junto a un piano en el atrio principal), “esta obra consigue ser un elemento conector para hacer una campaña especial y que todo el mundo se pueda acercar al centro y disfrutar del dragón”.

'Soulkeeper' de Okuda.
'Soulkeeper' de Okuda.

En opinión de la galerista, el arte, tal y como lo conoce la mayor parte de la población, está muy vinculado a los grandes edificios, como museos y catedrales, pero, “los grandes edificios del siglo XXI son, en realidad, las infraestructuras, como los aeropuertos, las estaciones de tren y los centros comerciales”. Esto permite que el street art de Okuda, que ha ido “desde fuera, desde la calle, hacia dentro”, forme parte fundamental de “nuestras pequeñas catedrales, que permiten que estas obras estén bien expuestas, sin descontextualizar”.

Del mismo modo, María Porto señala la relevancia de la obra de Okuda dentro del marco de la reinterpretación de la cultura china: “Está muy bien escogido el artista para llevar a cabo este proyecto, porque dentro de su colorido y de su forma de ver las cosas, se trata de un creador absolutamente occidental. Esto es esencial, pues tenemos referentes estéticos distintos, pero él es capaz de encajar muy bien con la estética oriental, lo que no es una tarea fácil”.

Con esto, suma otra obra más en la ciudad de Madrid, donde se unirá a sus otros proyectos, como Eating the Universe, Mixed Chimp, The Multicolour Kiss o una de sus primeras propuestas, situada en la ciudad de Fuenlabrada: Where is Okuda?