El interior del Burj al Arab, en Dubái. Foto: Booking

Cómo son por dentro los hoteles de siete estrellas, cuántos hay en el mundo y hasta dónde llega su altísimo nivel de lujo

¿Existen los hoteles de siete estrellas? Sí, pero son solo unos pocos privilegiados. Te contamos todo sobre los alojamientos más lujosos del mundo.

Aleks Gallardo | 26 Abr 2024

Cuando pensamos en lujo, lo primero que se nos viene a la mente son imágenes de champán burbujeante, vehículos con chofer y ropa de alta costura. Pero, ¿y si te dijera que hay un rincón aún más exclusivo en el mundo del lujo? Bienvenido al ilustre club de los hoteles de siete estrellas, un concepto que redefine lo que significa la opulencia en la hospitalidad. Aunque, oficialmente, el sistema de clasificación de hoteles solo llega a cinco estrellas, algunos hoteles han adoptado el término "siete estrellas" para destacar su ultra-lujo. Entonces, ¿cuántos de estos palacios existen y qué los hace tan especiales?

Comencemos por aclarar un punto: no existe una entidad oficial que otorgue siete estrellas. Este término es más un truco de marketing que una clasificación reconocida. Pero, por supuesto, funciona muy bien para atraer la atención (y las carteras) de los más pudientes. Si un alojamiento se atreve a ponerse 7 estrellas, es porque realmente ofrece algo que va más allá. De lo contrario, sería una muy mala estrategia.

Pero hay una pregunta sin contestar: ¿dónde puedes encontrar estos paraísos del lujo?

burj-al-arab-hotel-7-estrellas-dubai
Uno de los hoteles más famosos del mundo.Foto: Burj al Arab

Burj Al Arab, Dubái, Emiratos Árabes Unidos

El pionero de esta categoría extraoficial fue el Burj Al Arab en Dubái, inaugurado en 1999. Diseñado para parecer una vela desplegada, este hotel no solo domina el horizonte de Dubái sino también la imaginación de aquellos que buscan la quintaesencia del lujo. Con suites que ofrecen tu propio mayordomo y menús de almohadas, el Burj Al Arab establece el estándar dorado de manera literal, con interiores adornados con oro de 18 quilates. Es parada obligatoria aunque solo estés durante unas horas en Dubái en una escala de avión.

El Burj Al Arab de Dubái es quizás el más icónico de todos los hoteles de siete estrellas. Situado en su propia isla artificial, su forma de vela es un símbolo mundial de lujo. Las instalaciones incluyen helipuerto, un impresionante atrio y suites de dos pisos que redefine lo que significa vivir como un jeque. Su flota de Rolls-Royce y el servicio de mayordomos personalizados aseguran que cada detalle de la estancia sea perfectamente pulido.

galleria-milan-hotel-7-estrellas
Un hotel en la galería más famosa del mundo.Foto: galleriavikmilano.com

Town House Galleria, Milán, Italia

En el corazón de Milán, el Town House Galleria se eleva dentro de la famosa Galleria Vittorio Emanuele II, uno de los centros comerciales más antiguos del mundo. Este hotel promete una experiencia de compra y estancia exclusiva, donde las suites tienen vistas al interior de esta galería excepcional adornada con frescos y mosaicos. El servicio siete estrellas incluye mayordomos personales y experiencias de compras privadas con marcas de alta costura. Una idea diametralmente opuesta a los pequeños hoteles boutique milaneses que reinventan los patios italianos.

pangu-hotels-beijing-7-estrellas
El representante de Pekín.Foto: ch.org

Pangu 7 Star Hotel, Beijing, China

El Pangu 7 Star Hotel, también conocido como Morgan Plaza, destaca por su arquitectura que evoca la forma de un dragón. Situado cerca del Estadio Nacional de Beijing, las vistas panorámicas de la ciudad son uno de sus principales atractivos. A las habitaciones y suites no les falta ningún detalle, con una buena mezcla de decoración oriental y estética moderna. El hotel además cuenta con una serie de restaurantes gourmet que sirven desde cocina china tradicional hasta platos internacionales.

emirates-palace-hotel-7-estrellas
Emirates Palace, en Abu Dhabi.Foto: Wikicommons

Emirates Palace, Abu Dhabi, Emiratos Árabes Unidos

Aunque técnicamente clasificado como un hotel de cinco estrellas, al Emirates Palace en Abu Dhabi frecuentemente se le refiere como un hotel de siete estrellas debido a su ostentoso lujo. Oro y mármol llenan los espacios, y las comodidades incluyen una playa privada y una marina. El hotel también es famoso por su cappuccino espolvoreado con oro, simbolizando el apogeo de ese lujo indulgente.

jumeriah-por-soller-hotel-7-estrellas
El único español.Foto: Jumeira Port Sóller Spa & Resort

Jumeira Port Sóller Spa & Resort, Mallorca, España

También en España tenemos nuestra joya y, como no podía ser de otra manera, está situado en la idílica costa de Mallorca. Aunque es menos conocido que algunos de sus homólogos de siete estrellas, el hotel se distingue por su impresionante ubicación sobre un acantilado, ofreciendo vistas panorámicas del Mediterráneo y de la Sierra de Tramuntana, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO (y parada obligatoria si quieres descubrir por qué las Baleares son tan apreciadas fuera de España).

Las instalaciones de este lujoso resort incluyen un spa de clase mundial, piscinas infinitas que parecen derramarse en el mar y restaurantes que sirven exquisitas preparaciones locales con un toque moderno. Cada detalle, desde el diseño de las habitaciones hasta el servicio personalizado, está pensado para ofrecer una experiencia de escapada excepcional, combinando la tranquilidad natural con el lujo refinado.

¿Qué los hace tan especiales?

Entonces, ¿qué esperar de un hotel que se atreve a desafiar el sistema de clasificación estándar? Aquí, el concepto de servicio personalizado alcanza nuevas alturas. Piensa en mayordomos personales, chefs disponibles las 24 horas y servicios de limusina Rolls-Royce. Además, la privacidad y exclusividad son la norma, no la excepción.

pangu-pekin-hotel-7-estrellas
Habitación del hotel.Foto: Pangu 7 Star Hotel

La arquitectura y el diseño interior de estos hoteles son otro nivel. Cada habitación está diseñada para impresionar, a menudo decoradas por renombrados diseñadores y adornadas con arte de clase mundial. Y no olvidemos las tecnologías de vanguardia y las comodidades extravagantes como spas privados, cines en la habitación y, en algunos casos, incluso helipuertos.

La gastronomía en estos hoteles también merece más que una mención honorífica. Con menús curados por chefs con estrellas Michelin, los restaurantes de estos hoteles son destinos por derecho propio, ofreciendo desde cenas privadas bajo las estrellas hasta experiencias gastronómicas personalizadas basadas en la genética de los huéspedes.