Las caras de las fachadas de Mogarraz. Foto. Wikicommons

Este es el pueblo más original de España: tiene las caras de sus habitantes pintadas en las fachadas

Te contamos por qué las calles de este pequeño pueblo salmantino están llenas de rostros pintados en las fachadas de sus casas de arquitectura tradicional.

Álvaro Hermida | 24 May 2024

Cada pueblo tiene su encanto. Algunos destacan por su localización al estar inmersos en la naturaleza más salvaje. Otros lo hacen por su arquitectura tradicional perfectamente conservada. También están los que conquistan a través de su gastronomía y fiestas populares. Y luego, en un grupo aparte, existen los pueblos que reúnen todos estos atractivos y además suben la apuesta con algo que los hace únicos. Mogarraz es un ejemplo perfecto. Una localidad que, sin llegar a los 300 habitantes, lleva más de diez años llamando la atención de todo el mundo por una propuesta muy original que mezcla el arte con la memoria histórica.

Ubicado en la Sierra de Francia, en la provincia de Salamanca, encontramos este pequeño pueblo que parece surgido de una fábula. Paseando por sus calles empedradas, no solo podemos apreciar sus tradicionales balconadas, visitar una Plaza Mayor con forma ovalada o beber de la fuente del Humilladero, sino también viajar en el tiempo a través de los rostros de sus vecinos: las fachadas de sus casas están adornadas con retratos de sus habitantes, convirtiendo al pueblo en una galería de arte al aire libre, digno de tener alguno los mejores grafitis del mundo.

Un pueblo de Salamanca lleno de arte e historia

La historia de estas pinturas se remonta a 1967, cuando un fotógrafo local fue contratado para hacer un censo mediante fotografías de los residentes. Décadas después, en 2012, el artista Florencio Maíllo retomó estas fotografías para crear obras de arte, retratando a cada persona en las fachadas de las casas donde vivieron o trabajaron. Esta iniciativa, denominada "Mogarraz, pueblo retratado", revitalizó la memoria del pueblo y lo convirtió en un destino fascinante para amantes del arte y la historia.

Al caminar por las estrechas calles de Mogarraz, los visitantes pueden sentir la intensa mirada de más de 300 rostros que observan desde las paredes, cada uno contando su propia historia. La experiencia se presenta casi surrealista, como si cada paso desvelara parte del alma del pueblo. Las obras, ejecutadas en una técnica que imita el grabado sobre metal, brillan con luz propia por su intensidad expresiva y por el profundo respeto que evocan hacia la comunidad.

mogarraz-visto-sierra-salamanca-distancia-campo-pueblo
Mogarraz visto desde la distancia.Foto: Wikicommons

Aparte de su galería al aire libre, Mogarraz ofrece otras ricas experiencias culturales y naturales. La arquitectura del pueblo es un espléndido ejemplo de la tradición serrana, con sus casas construidas en mampostería de granito y cubiertas de teja árabe. Los soportales, plazas y fuentes de la localidad invitan a perderse en el tiempo, mientras que la exquisita gastronomía local basada en productos de la sierra es el mejor reclamo para hacer una parada con tiempo.

La naturaleza que rodea Mogarraz es igualmente impresionante. El pueblo se encuentra en el Parque Natural de las Batuecas-Sierra de Francia, una área protegida que ofrece espectaculares paisajes y una rica biodiversidad. Senderos bien señalizados guían a los visitantes a través de bosques de castaños y robles, y conducen a miradores desde donde se pueden contemplar vistas panorámicas de la sierra.

La cultura de Mogarraz también se manifiesta en sus festividades. La más destacada es la celebración de la Virgen de las Nieves, patrona del pueblo, que se celebra en agosto con una procesión, música y danzas tradicionales. Estas festividades son una oportunidad excelente para experimentar la hospitalidad de los mogarreños y sumergirse en sus tradiciones.

TURIUM TIPS

Ruta de senderismo por el Camino del Agua: Este sendero parte de Mogarraz y recorre espectaculares paisajes de la Sierra de Francia. Es ideal para observar la flora y fauna locales, además de disfrutar de refrescantes cascadas y charcas, algunas de las cuales están a la altura de las mejores cascadas de España.

Visita a La Alberca: A solo unos kilómetros de Mogarraz, se encuentra La Alberca, otro hermoso pueblo de la Sierra de Francia, famoso por su bien conservada arquitectura popular. No te pierdas el mercado de productos locales que se celebra todos los sábados.

Cata de vinos y productos locales: La región es conocida por su producción de vino y embutidos. Participa en una cata de vinos o visita una fábrica de embutidos para degustar el auténtico sabor de la Sierra de Francia.