Vista aérea de Málaga, con el Ayuntamiento, la Alcazaba y la Catedral. Foto: iStock

24 horas en Málaga: la mejor ruta de museos, tapas y compras en la nueva capital del lujo

Prepárate para un tour relámpago por la joya del Mediterráneo. Entre arte picassiano y tapas deliciosas, descubrirás por qué esta ciudad es la capital del cool en España.

Aleks Gallardo | 7 May 2024

No se puede ser más moderna que Málaga. Y no lo decimos comparándola únicamente con otras ciudades andaluzas, sino que Málaga hace sombra incluso a ciudades más grandes del resto del territorio español. Sin complejos. Esto es así porque la Capital de la Costa del Sol se ha reinventado en una emocionante mezcla de cultura, historia y modernidad.

Todo en Málaga respira modernidad y sus habitantes lo saben. Si tienes solo 24 horas para enamorarte de esta ciudad, como fue el caso de las 24 horas en París como un parisino, aquí tienes un itinerario que te hará sentir el latido joven y alegre de una urbe bañada por el mar que ha vivido un resurgimiento imparable en los últimos años.

cubo-malaga-pompidou
El cubo más famoso de Málaga, el del Centre Pompidou.Foto: Unsplash/Sven de Koe

Mañana: De Picasso a la Catedral de Málaga

Comienza el día en el corazón del casco antiguo. No puedes visitar Málaga sin pasar por el Museo Picasso, ubicado en el Palacio de Buenavista. Aquí, entre las paredes de un edificio del siglo XVI, se encuentran algunas de las obras más significativas del artista malagueño que revolucionó el arte del siglo XX. Sumérgete en las raíces de Picasso antes de dirigirte a un monumento de otra índole: la Catedral de la Encarnación. Conocida como "La Manquita" por su torre inacabada, la catedral es una majestuosa muestra del Renacimiento español, con un toque de barroco que no te dejará indiferente.

Al salir, las calles adoquinadas nos guían hacia La Merced, donde los balcones floridos y las fachadas encaladas reflejan la luz solar, creando un lienzo viviente que seduce a cada paso. Un corto paseo nos lleva a la Antigua Casa de Guardia, la bodega más antigua de la ciudad, fundada en 1840. Aquí, el paladar puede deleitarse con una copa de Pajarete, un vino dulce local, servido directamente desde barricas robles que cuentan historias de siglos.

ayuntamiento-malaga-jardines-pedro-alfonso
El Ayuntamiento de Málaga y los Jardines de Pedro Alfonso.Foto: Unsplash/Jonas Denil

Mediodía: shopping y tapas en Calle Larios

Y así llegamos hasta la calle más icónica de la ciudad: Larios, la zona más chic para ir de compras en Málaga. Aquí no solo se viene a comprar; las calles colindantes están llenas de tabernas y bares de tapas que ofrecen desde el tradicional adobo hasta innovadoras tapas gourmet. Permítete un momento para disfrutar de unas tapas y un vino de la región. No te prives de probar una fritura malagueña; después de todo, estás en el lugar donde el pescado es más fresco que el aire del mar.

catedral-malaga-24-horas
La Catedral de la Encarnación, en pleno centro de Málaga.Foto: Unsplash/Nadia Narváez

Tarde: Palmeral, puerto y Pompidou

A medida que el día avanza, es imprescindible visitar La Térmica. Este centro cultural contemporáneo, situado en un antiguo hospital, es un hervidero de actividad creativa que ofrece desde exposiciones de arte hasta talleres y conferencias, fiel reflejo del espíritu innovador de Málaga. Consulta su programa, seguro que coincide alguna exhibición interesante, digna de una capital europea.

Refrescado y satisfecho, es hora de pasear por el Palmeral de las Sorpresas, un paseo moderno que te lleva hasta el corazón del Puerto, Muelle Uno. Este lugar está siempre animado, lleno de gente, terrazas y restaurantes donde podrías tomar un café mientras disfrutas de la vista al mar. El restaurante José Carlos García es una parada obligatoria. Este establecimiento con estrella Michelin sirve platos que son una obra de arte, donde cada ingrediente cuenta su propia historia y el mar siempre está presente.

Justo aquí, cerca del agua, se encuentra el Cubo del Centro Pompidou, un enclave ya icónico de arte contemporáneo. Y para algo verdaderamente local, acércate a un chiringuito y pide un espeto de sardinas, asadas al punto en una caña de bambú es la quintaesencia del sabor malagueño. Una ciudad más que cosmopolita, como un fin de semana en Berlín.

calle-larios-malaga
La Calle Larios de Málaga, a primera hora de la mañana.Foto: Unsplash/Bas van der Linden

Anochecer: Baños del Carmen y El Pimpi

A medida que el sol comienza a descender, un recorrido por el Castillo de Gibralfaro se hace necesario. Esta fortaleza del siglo XIV tiene las mejores vistas panorámicas de la ciudad que se tiñe con los tonos dorados del atardecer, un espectáculo que no te puedes perder.

Después, dirígete hacia el este para visitar el histórico Balneario de los Baños del Carmen, que parecen sacados de la capital europea de las aguas termales: Budapest, un lugar mágico donde el tiempo parece haberse detenido. Disfruta de un momento de relax en sus terrazas, mirando hacia el mar, y luego prepárate para la noche malagueña.

Finaliza tu día en El Pimpi, una bodega bar que ha visto pasar por sus salones a los personajes más famosos del mundo. Este lugar no solo cuenta con medio siglo de historia, sino que también tiene una terraza siempre animada. Entre boquerones al limón y risas, disfrutarás de un ambiente auténtico. No te sorprendas si terminas la noche bailando entre los locales, porque en Málaga, la diversión no conoce horarios.

TURIUM TIPS

El mejor atardecer desde el Jardín Botánico La Concepción: Para los amantes de la naturaleza y las vistas panorámicas, el Jardín Botánico La Concepción es el lugar perfecto. Situado en una posición elevada, ofrece vistas espectaculares de la ciudad y sus alrededores.

Visita cultural a La Térmica: Este centro cultural es uno de los puntos neurálgicos del arte y la cultura en Málaga. Con una amplia gama de eventos, desde exposiciones de arte hasta conferencias y actividades creativas, La Térmica es el place to be. Asegúrate de revisar su programación para coincidir con algún evento de tu interés.

El Turco Andalú: ¿Un kebab como recomendación? No, el Turco Andalú es mucho más. Aclamado en redes sociales el verano pasado, este restaurante se hizo viral por sus platos de carne a la brasa perfectamente cocinada y acompañada de exquisitos aderezos típicos de Turquía.