Skyline de Dubái y el Burj Khalifa. (Getty)

Qué hacer en una escala de 6 horas en Dubái, la capital del lujo: zocos, playas y rascacielos

Dado que es el aeropuerto del mundo con más tráfico internacional, es posible que hagas una escala en Dubai en tus viajes hacia Asia. Si tienes 6 horas, estas son las mejores actividades.

Álvaro Hermida | 25 Mar 2024

Hay un nexo de unión entre oriente y occidente. Esta vez no es Constantinopla, pero cumple la misma función: si quieres llegar de Europa a Asía, la mejor opción es pasar por Dubái. En 2022, por el aeropuerto de la mayor ciudad de Emiratos Árabes Unidos pasaron más de 66 millones de pasajeros. A pesar de eso, la cifra de pernoctaciones en la ciudad se situó en 14,36 millones

La razón de esta gran diferencia entre viajeros y turistas es que muchos vuelos hacen escala en Dubái. Tanto la pandemia como la guerra de Ucrania han provocado la cancelación de rutas directas a Asia (como la que unía Madrid y Tokio). Esta ciudad y su inmenso aeropuerto están justo entre los dos destinos, y lo han aprovechado. En lo que toca a los españoles, para muchos esta ciudad va a ser parada obligatoria al convertirse Asia en el principal destino extranjero, con Japón como estandarte principal (y su tren bala que cumple 60 años). 

Con suerte, tan solo tendrás una escala de una o dos horas en el Aeropuerto Internacional de Dubái, pero si no, saber qué hacer con tu tiempo es esencial. Una escala de 6 horas en el duty free puede hacerse muy larga (no como 24 horas en París, que te sabrán a muy poco). Por suerte tienes la opción de salir del aeropuerto y visitar la capital mundial del lujo. 

Qué tiene de especial Dubái

Por partes: es, al mismo tiempo, una ciudad y un país (la organización del estado es federal: 7 emiratos  que, de cara al mundo, son uno solo). Pasado el término municipal de la ciudad, encontrás dunas hasta donde alcanza la vista. Esto supone una buena oportunidad para alquilar un tour en todoterreno por ellas, como si de una montaña rusa se tratara. Este es uno de los pasatiempos más comunes en este país, con mucha población local con brillantes y chillones coches adaptados para saltar por el desierto.

Esta experiencia, que depende de la disponibilidad, tiene una duración de entre 4 y 6 horas, por lo que la escala se pasará volando. Uno de los puntos de recogida está en el mismo aeropuerto, lo que facilita mucho las cosas. 

coche-dunas-desierto-dubai
Un todoterreno por las dunas de Dubái. (Getty)

Pero si estar sentado durante horas en un vehículo que sube y baja sin parar no es lo que te apetece para descansar del avión, la otra gran opción es sumergirte en una de las ciudades más singulares del mundo. 

Los principales zocos de Dubái

El casco histórico de la ciudad está dividido en dos gracias al Khawr Dubayy, un canal de agua salada que se adentra 14 kilómetros tierra adentro y que, en la práctica, convierte Bur Dubái (su linde sur) en una isla. El barrio al norte del canal se llama Deira, y su principal atractivo es tener los zocos históricos de Dubái. No es uno solo, pues cada producto típico tiene su propio zoco. Los dos principales son el de las Especias y el del Oro.

En el primero encontrarás especias que,  como mucho, habrás visto en recetarios, pero no en la vida real. Limones negros iraníes o zaatar (una combinación de orégano, tomillo, mejorana, sésamo, hinojo, comino, zumaque e hisopo), son algunos de los ejemplos. La variedad no solo está en el número de productos diferentes, sino también en su cantidad: de desearlo, puedes irte a casa con un saco de 10 kilos de especias. 

zoco-del-oro-de-dubai
El zoco del Oro de Deira, en Dubái. (Getty)

El otro, el del Oro, está copado por joyerías. Muchas de ellas son cadenas de origen pakistaní o indio, o históricas y exitosas marcas emiratíes, pero hay tiendas artesanales mucho más pequeñas (y con más encanto). Se calcula que, en todo momento, en el Zoco del Oro de Dubái hay 10 toneladas de este metal precioso. 

La visita de la zona tradicional de Deira no acaba aquí, dado que los zocos de verduras y de pescado son adyacentes al del Oro, por lo que, entre pequeños puestos, podrás perderte en el Dubái más auténtico y desconocido. 

Dada la oportunidad geográfica de que supone el Khawr Dubayy, los remanentes de la tradicional industria pesquera dubaití se encuentran adyacentes al zoco del Pescado. Esto te dará la oportunidad de disfrutar de un paseo junto al canal, mientras ves a los pescadores regresar en sus dhow (tradicionales barcos pesqueros árabes). Cuando estés harto de tradición, podrás subirte a una barca y cruzar al Dubái más moderno. Aviso a (no) navegantes: el metro, bus o taxi también son opciones válidas y rápidas. 

El rascacielos más alto del mundo y el centro comercial más grande 

Una vez cruzado el canal, estarás en la jungla de asfalto, acero, cristal y hormigón en la que se ha convertido Dubái en los últimos 20 años. La inmensa riqueza proporcionada por el petróleo ha servido para financiar una apuesta por convertirse en el principal destino turístico mundial. No lo decimos nosotros, sino el propio gobierno de Dubái: “Los datos de pernoctaciones en 2022 suponen un aumento del 97% con respecto al año anterior y ponen a Dubái en el camino de convertirse en el destino más visitado y revisitado del mundo”. 

dubai-canal-khawr-dubayy
Khawr Dubayy, el canal de Dubai. (Getty)

Debes tener en cuenta que Bur Dubái es mucho menos accesible para peatones que Deira, donde las calles son estrechas y llenas de comercios. La linde sur del Khawr Dubayy es una colección de autopistas que dividen secciones de la ciudad. Si a esto le sumas el sol del desierto, plantéate usar el taxi como medio de transporte. 

Aquí encontrarás el Dubái que se ve en la tele. El de los rascacielos dorados y las islas con formas de palmera. Una de las ciudades más modernas del mundo, el opuesto a la tranquilidad que ofrece una villa en la Toscana

El principal atractivo turístico de esta parte de la ciudad, que no deja a nadie indiferente, es el Burj Khalifa. Se trata, no solo del rascacielos más alto del mundo (828 m), sino la estructura más alta jamás construida. Puede que te gusten o no las decisiones de los arquitectos, pero impresiona. Sí o sí. 

vista-burj-khalifa-dubai
Vista del Burj Khalifa, en Dubái. (Getty)

A sus pies, si eres capaz de dejar de mirar hacia arriba, verás el Dubai Mall, el segundo centro comercial más grande del mundo por área total. La razón de su enorme tamaño no son solo las tiendas, sino sus atracciones. En su interior encontrarás una pista de patinaje sobre hielo; un gigantesco acuario; un fósil de diplodocus; múltiples parques temáticos y hasta un hospital de lujo

En total, hay 6 plantas de tiendas y atracciones y, dado que el coche es esencial en esta ciudad, hasta 10 plantas subterráneas de parking. Casi un Burj Khalifa inverso. Perderse durante horas es fácil, así que estate atento a la hora del vuelo. 

El hotel más famoso de Dubái

Uno de los primeros edificios que saltaron a la fama de lo que podríamos llamar Nuevo Dubái es el Burj Al Arab. Este edificio era conocido comúnmente como hotel vela hasta que el W de Barcelona le quitase el título una década después. 

Sus 321 m de altura (más que cualquier edificio de Madrid, de largo) quedan empequeñecidos con la visión del Burj Khalifa de fondo, pero sigue siendo imponente. Su nombre significa Torre de los Árabes y en él se intentó, desde el primer momento, volcar toda la ambición turística (y lujosa) de los Emiratos Árabes Unidos. Su enorme atrio central, al que dan la entrada a las habitaciones de todos los pisos, es lo que más llama la atención. Su fuente con cascada, de tonos arcoíris, separa las escaleras mecánicas que llevan hasta la recepción. 

hotel-burj-al-arab-dubai
El hotel Burj Al Arab. (Getty)

Visitarlo merece la pena. El acceso está muy controlado y solo se permite entrar a huéspedes o a aquellos que tengan una reserva en alguno de los restaurantes del hotel. Si no tienes hambre, el hotel también organiza diversos tours y actividades, lo que te permitirá adaptarte a la opción que mejor coincida con tus vuelos. 

TURIUM TIPS

A pesar de que Dubái es una ciudad grande (más de 3 millones de habitantes), el aeropuerto está prácticamente en el centro. Esto hace que, en taxi, desde casi cualquier sitio (dependiendo del tráfico), no se tarde más 30-40 minutos en llegar de nuevo al aeropuerto. Una de las mejores noticias si quieres hacer una escapada de escala. 

Si prefieres ir a la playa, elige las del sur de la ciudad, sobre todo las que están próximas al Burj Al Arab. Son más bonitas y están pensadas para extranjeros. Además, más al norte, están llenas de maquinaria de obra.

Abu Dhabi, la capital de Emiratos Árabes Unidos, está solo a una hora y media en coche (2 en transporte público). Si la escala es especialmente larga, puedes aprovechar y visitar los múltiples parques de atracciones, entre los que destacan el Warner Bros World y el Ferrari World.