El paisaje de Masca es inigualable. Foto: Hola Islas Canarias

Este es el precioso y escondido pueblo de la geografía española que parece Machu Picchu

Para llegar hasta el conocido como Machu Picchu también hay que saltar el charco, pero no hace falta ir tan lejos. La isla de Tenerife esconde este tesoro natural y único. Te contamos todo lo necesario para visitarlo.

Aleks Gallardo | 6 Jun 2024

Las comparaciones son odiosas, lo sabemos. Pero cuando veas el parecido de este pueblo con el gigante peruano por sus formaciones montañosas, lo entenderás todo. Ubicado en la siempre apetecible isla de Tenerife, se encuentra Masca, un pintoresco pueblo que podría fácilmente confundirse con un rincón escondido de Perú.

Este pequeño y encantador asentamiento está rodeado de montañas escarpadas y profundos barrancos que evocan inevitablemente a las místicas ruinas de Machu Picchu. Si bien Masca no alberga una ciudadela inca, la experiencia de visitar este lugar es tan impresionante que sentirás como si hubieras sido transportado a los Andes sudamericanos.

Cómo llegar a Masca

Masca se encuentra en el noroeste de Tenerife, a unos 750 metros sobre el nivel del mar, en el macizo de Teno. Para llegar allí, primero debes dirigirte a Santiago del Teide, que está a unos 25 kilómetros de Los Gigantes, un popular destino turístico de la isla.

Desde Santiago del Teide, la carretera TF-436 te llevará a través de un serpenteante camino de montaña hasta Masca. Este trayecto, aunque desafiante para los conductores menos experimentados (pero ideal para los que disfrutan de las carreteras europeas de culto), ofrece unas vistas panorámicas absolutamente espectaculares y vale cada giro y curva del camino. Aprovecha para sacar fotos si no tienes vértigo.

naturaleza-masca-tenerife-canarias
La naturaleza en su máxima expresión en Masca.Foto: Hola Islas Canarias

¿Por qué comparar Masca con Machu Picchu?

La respuesta está a la vista de los ojos: la espectacularidad de su entorno natural. Masca está enclavado en un valle rodeado de altos picos y barrancos profundos, lo que le otorga una atmósfera de misterio y aislamiento similar a la del famoso sitio arqueológico peruano.

Además, la sensación de descubrimiento y aventura es palpable desde el momento en que comienzas el descenso hacia el barranco de Masca, una ruta popular entre los senderistas que desemboca en una pintoresca playa de arena negra.

Un poco de historia y cultura local

Aunque Masca no tiene la misma historia milenaria que Machu Picchu, su historia es igualmente fascinante. Este pueblo fue uno de los últimos asentamientos guanches, los aborígenes de Tenerife, antes de la conquista española en el siglo XV. Durante muchos años, Masca permaneció aislado y con un difícil acceso, lo que permitió que su cultura y tradiciones se mantuvieran intactas. Hoy en día, el pueblo sigue siendo un testimonio de la vida rural tradicional de Canarias, con sus casas de piedra, calles empedradas y una población que no supera los 100 habitantes.

Además de fotos espectaculares, ¿qué más puedes hacer en Masca?

Sin duda, una de las actividades más populares es el senderismo por el barranco de Masca. Este camino de aproximadamente 4,5 kilómetros te lleva desde el pueblo hasta la playa de Masca. El sendero es bastante exigente y requiere un buen estado físico, pero las vistas durante el recorrido y la recompensa al llegar a la playa hacen que el esfuerzo valga la pena. Es recomendable comenzar el descenso temprano en la mañana para evitar el calor del mediodía y llevar suficiente agua y comida.

Si no estás para tanto ajetreo, pasear por las estrechas calles de Masca es siempre una buena opción para sentir cómo retrocedes en el tiempo. Las casas de piedra y los pequeños huertos que rodean el pueblo crean un ambiente acogedor y pintoresco villas en la Toscana se tratara(como si de ). No dejes de visitar la iglesia de la Inmaculada Concepción, una pequeña, pero encantadora iglesia que data del siglo XVIII.

mirador-del-chef-masca
Mirador del Chef, en Masca.Foto: Hola Islas Canarias

Los miradores de Masca ofrecen algunas de las vistas más impresionantes de Tenerife. El mirador de La Cruz de Hilda es uno de los más populares y ofrece una vista panorámica del barranco y el valle de Masca. Es el lugar perfecto para tomar fotografías y disfrutar de la majestuosidad del paisaje.

Y por supuesto, ningún viaje sería lo mismo si no pruebas la gastronomía local. Después de una caminata extenuante, nada mejor que disfrutar de las delicias de esta zona. En Masca hay varios pequeños restaurantes y cafés que ofrecen platos tradicionales canarios. Prueba el conejo en salmorejo o las papas arrugadas con mojo, dos delicias típicas de la isla. Y, por supuesto, acompaña tu comida con un buen vino de Tenerife.

TURIUM TIPS

Mejor época para visitar: La mejor época para visitar Masca es durante la primavera y el otoño, cuando el clima es más suave y las temperaturas son agradables para el senderismo. En verano, las temperaturas pueden ser bastante altas, especialmente durante el día.

Transporte: Si decides conducir hasta Masca, asegúrate de estar preparado para las carreteras de montaña, que pueden ser estrechas y sinuosas. Alternativamente, hay excursiones organizadas desde varios puntos de la isla que incluyen transporte y guías, lo cual puede ser una opción más cómoda y segura.

Preparación para el senderismo: Si planeas hacer el descenso por el barranco de Masca, lleva calzado adecuado, protector solar, gorra y suficiente agua. El sendero puede ser resbaladizo en algunas partes, así que ve con precaución.